Cómo enseñar finanzas personales a los hijos

La educación financiera empieza en el hogar, mientras antes comiences con está tarea, mejor para tus hijos. Vivimos en una sociedad cambiante y el dinero tiene una presencia significativa en nuestras vidas.

Por este motivo, tus hijos deben de aprender desde pequeños a manejar las finanzas con sabiduría. Si quieres saber cómo enseñar finanzas personales a los hijos sigue leyendo nuestros consejos.

Aprende a navegar en internet en familia

Puedes encontrar muchos recursos online aptos para la sensibilización en el ámbito financiero. De hecho, muchos blogs de economía hablan sobre finanzas domésticas aplicadas a los más pequeños de la casa.

Puedes destinar un tiempo semanal a navegar por algunas páginas webs con tus hijos y enseñarles donde pueden encontrar la información.

También, puedes encontrar aplicaciones o juegos online que hablan sobre la temática. Hoy en día es muy fácil encontrar información sobre estos temas financieros.

Aprender a través de juegos

Tus hijos pueden aprender economía personal a través de juegos sencillos. Puedes empezar por enseñarle a sumar y restar, cada vez que vayas al supermercado puedes enseñarle el precio de algunos productos que a ellos les interese, para que puedan ver el precio y comparar, puedes explicarle el valor de cada billete o moneda …

En fin, en las actividades cotidianas el dinero entra en juego muchas veces. Puedes hacerles responsables, por ejemplo, de ir a la tienda a comprar el pan cada día para que empiecen a familiarizarse con el dinero y su valor.

El ahorro es importante

Puedes regalarle una hucha y enseñarle a que ahorre una pequeña cantidad de dinero cada semana.

En España, es popular entre los niños recibir una pequeña paga económica por parte de los padres. Es una cantidad de dinero simbólica con la cual tus hijos pueden aprender a ahorrar para en el futuro adquirir algún bien.

Los padres suelen dar entre 5€ a 10€ a los hijos menores de 12 años, para que aprendan a manejar sus finanzas desde bien pequeños.

Los estudios demuestran que si desde pequeños se enseñaron a los niños a ahorrar dinero, de mayores no deberían de tener problemas económicos porque podrán gestionarse.

Hábitos de consumo responsable

Explicar a los niños que no siempre se debe de comprar todo lo que se desea es otra opción, para que en el futuro se eviten las compras innecesarias basadas en un impulso.

Muchas veces es bueno pararse a explicar a un niño si necesita ese juguete o chuchería que quiere adquirir. Si consigues explicar de una forma razonada que no es una opción, pues no es necesario o puedes explicarle que existen alternativas, seguro que en el futuro no te enfrentarás a las exigencias de un hijo caprichoso que solo piensa en consumir.

Siempre debes de ser un ejemplo para tus hijos

La educación financiera también se debe de aplicar para los adultos, los niños suelen hacer lo que ven en casa. Por este motivo, tú debes de ser el primer ejemplo que tengan tus hijos sobre el valor del dinero, el ahorro y unos hábitos de consumo razonables.

Conclusión 

La educación financiera de tus hijos empieza en casa. No dejes pasar la oportunidad de educar a tus hijos para que en el futuro tengan una relación sana con el dinero.

5 maneras de no gastar más en el Cyber Monday

Leer más

5 consejos para financiar tus compras el Black Friday

Leer más

Día Internacional de los Estudiantes

Leer más